lunes, 21 de marzo de 2011

El “yatiri” José Luis Ayala

Por:  César Ángeles Caballero
El Peruano, Lima 12/01/09


La tiranía del espacio en la labor periodística constituye un obstáculo básico para expresar todo lo que podríamos comunicar. Éste es el caso en lo que concierne a la obra excelente del poeta, ensayista, periodista y narrador aimara José Luis Ayala Olazábal, quien transita con extraordinaria capacidad y con mayor excelencia trajina, permanentemente, por todos los llamados géneros literarios, haciendo un notable trabajo.
De pronto, nos hallamos frente a un hermoso y sustantivo poemario, pleno de imágenes telúricas y de metáforas sugerentes, o de metáforas que calan hondo en el alma de miles de lectores que conocen y aprecian la fecunda obra de José Luis Ayala.
De igual modo, Ayala surge, igualmente, en la narración, con un nuevo texto de modélicos cuentos o una novela de inusitada proyección. Entre todos sus quehaceres creativos existe un espacio fundamental para otorgar presencia a un académico ensayo, esclarecedor del tema que investiga y maneja con solvencia cristalina.
Pero, sin lugar a dudas, el periodismo es su pan cotidiano, espacio fundamental, oportuno, brillante, sugestivo, esclarecedor, contundente y erudito, al que le dedica, quizá, mayor tiempo.
En la poesía, destaca un título notable: Viaje a ternura (1966). Por el lado del ensayo hay varias obras por demarcar: Yo fui canillita de José Carlos Mariátegui (1990); se suman otros aportes valiosísimos, como El cholo Vallejo (1944), Literatura y cultura aymara (2003) y Carlos Oquendo de Amat, biografía y crítica (1998). La narración, para Ayala, tampoco es extraña, pues es un creador del antilaverso: Cábala para inmigrantes (2003) y la crónica: Morir en Ilave (2005). Sin duda, en el periodismo, Ayala tiene importantes contribuciones que destacar: Palabra Puno (1971), Espergesia (2007), etcétera.
Además, el vate aimara, actualmente, dirige la página cultural del diario La Primera. En unos y otros brilla horizontalmente su extraordinario poder creativo, su lucidez semántica y su espíritu profundamente analítico y de ejercicio modélico de su obra literaria genérica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada